«

»

Oct 18

Míticos juegos de coches

Una de las disciplinas que siempre han despertado más pasión entre los jugadores de videojuegos es la de las carreras de coches. Los seguidores de la velocidad y la conducción a buen seguro tienen en su recuerdo y en su imaginario una serie de juegos que les hicieron muy felices. Si nos centramos en la mítica Play Station 1, muchos son los títulos que de pronto se nos vienen a la mente.

Empezaremos por el más clásico de todos, Gran Turismo –y sobre todo, Gran Turismo 2-. El realismo que ofrecía y la cantidad de marcas de coches disponibles para escoger por parte del usuario –Aston Martin, Opel, BMW, Ford, Nissan y un larguísimo etcétera- hacía de la saga Gran Turismo algo mágico. La empatía del jugador con lo que ocurría en la pantalla era total.

Antes de que Gran Turismo empezara a maravillar con sus gráficos y con su excelsa jugabilidad, ya Need For Speed se había ganado el corazón de los jugadores; las carreras de este juego –desarrollado por Electronic Arts- eran sensacionales, así como la sensación de velocidad que se podía alcanzar.

Aunque si hubiera que destacar uno por encima del resto en lo que a entretenimiento que proporcionaba se refiere, tal vez muchos se quedarían con el legendario TOCA, Touring Car; los diferentes circuitos, las reñidas luchas en carrera que te permitían pasar desde el primero al último y viceversa, el humo y el fuego que salían de los salpicaderos después de cada golpe, la puesta a punto y el tuning de cada vehículo… todo ello hacía de TOCA algo memorable.

Aunque si el jugador prefería la ortodoxia y el realismo, Fórmula 1 siempre fue una apuesta sobre seguro. El campeonato del mundo de Fórmula 1 quedaba recreado a las mil maravillas por EA Sports. También los hay que preferían las carreras exclusivas de rally, apartado en el que destacan títulos como V-Rally o Colin McRae.