«

»

Feb 17

Sniper: the art of victory

Navegando por ahí, vaya usted a saber como acabé en una web con unas capturas de pantalla de éste videojuego; como en dicha página se afirma que es “el mejor juego de francotiradores de la actualidad” pues ahí me fui derecho a catarlo. El juego trata simple y llanamente de que eres un francotirador soviético a punto de empezar a entrar en combate contra los alemanes. A lo largo de 8 misiones deberás demostrar tu talento empuñando un rifle de precisión de los cienes y cienes disponibles (nótese la ironía).

Para los que odiáis los posts largos expondré a continuación mi veredicto sobre el juego:

UNA PUTA MIERDA.

OJO: cuando expreso ésta opinión no es porque el juego sea una absoluta basura; sino porque es un juego que habría estado bien antes del año 2000; pero es vergonzoso que se haya presentado ésta bazofia en el 2008.

Veamos a continuación más pormenores de este videojuego; en primer lugar, uno de los mayores defectos es la poca variedad de armas; vale que sólo veamos dos facciones (Alemania y URSS), pero es que la variedad de armas es ridícula: 1 rifle de francotirador por bando, una pistola con silenciador y un cuchillo que lleva nuestro personaje, y luego están la ametralladora MP40 alemana y el Kar98K alemán sin mira de precisión. Ya está; eso es todo.

Segunda cagada: el funcionamiento de las armas es, simple y llanamente, ridículo. Del equipamiento de serie, la pistola es completamente inútil; creo sinceramente que sería mucho más útil si te permitiesen tirarsela a la cabeza al enemigo; puedes estar a 4 pasos del enemigo, vaciar tu cargador en su pecho y el alemán se estará partiendo el ojete de ti.

Lo mismo pasa con las ametralladoras; tanto puedes liquidar a un soldado con una sóla bala desde el otro lado de una calle, como puedes vaciarle un cargador desde menos de un metro por la espalda y que se inmute por el ruido; pero eso sí, estará tan fresco como una lechuga.

El juego presenta además cagadas absolutamente ridículas; de ellas la más gorda es el sistema de munición. Me explico, a no ser que te encuentres la munición en forma de cargador en algún puesto enemigo olvídate de recargar tu arma; bien, lógico en ese sentido. Pero vamos a ver, si yo llevo una ametralladora y me cargo aun soldado con la misma arma, lo normal es coger la munición que lleva y quedármela; pues no chavales, en éste juego no. Si coges una ametralladora con 6 balas y encuentras otra con 10 balas, en un juego como dios manda, tendrías una ametralladora con 16 balas, o incluso una ametralladora con dos cargadores con distinto número de balas; pues en éste juego tienes que escoger si te quedas con tu ametralladora de 6 balas o coges la de 10. Es decir, aqui las armas aparecen con número de balas; cuando se acaban las tiras, porque es imposible recargarlas.

Pero en fin, el arma que importa es el rifle de precisión, para eso es un juego de francotiradores; pues sí, es el arma más eficaz, tanto en combate cercano como lejano. Sin embargo, con las ayudas del modo recluta te das cuenta de las cagadas que cometieron al programar su funcionamiento. Cuando accedes al uso de la mirilla tienes una serie de gráficos con información: tienes una especie de cardiograma que marca el pulso sanguíneo que tienes en ese momento, la velocidad del viento, etc.; vamos, el tipo de cosas que influyen a la hora de ejecutar un disparo de precisión.

q

Pues fijaros que pedazo de bestia parda tiene que ser éste tipo porque su corazón sólo tiene dos velocidades: 122 y 144 pulsaciones por minuto. A 122 pulsaciones prácticamente ni le tiembla el pulso, y a 144 ya le tiembla, pero sólo ligeramente; y dicho sea de paso, sólo se acelera su corazón después de meterle un sprint corto y aguantar durante tiempo la respiración para estabilizar el rifle (totalmente innecesario; porque a 122 pulsaciones casi no oscila). Ni estando rodeado de cerrajeros 24h Cordoba, tanques, cañones, etc. se le acelera el pulso; algo sólo al alcance de nuestro señor Chuck Norris.

Pero ni ésta arma se libra de las cagadas de funcionamiento; en el modo recluta supuestamente hay una pequeña bolita moviéndose cerca del centro de la mirilla que te indica donde iría a parar la bala si disparases en ese momento. Pues bien, hasta que esa bola no aparece ya puedes estar apuntándole al centro del pecho a 10 m que es como si no le disparases. Otras veces, incluso con la bola en pantalla ocurren cosas raras; por ejemplo, supongamos que hay viento, pues en vez de tirar a la cabeza tiras al pecho, porque ves que oscile a donde oscile le vas a dar de lleno. Disparas y nada, así de simple, como si no hubieses disparado.¿¿Pero que carallo es esto??

Más cagadas; la inteligencia artificial del enemigo es para partirse de risa; puedes estar justo detrás de un soldado disparando a otro que esté a 50 m de distancia tranquilamente porque el primero ni se enterará. Lo que contrasta gravemente con el hecho de que un enemigo te puede ver perfectamente a más de 70 m estando tú camuflado entre los arbustos y otro que esté justo delante del arbusto ni te verá. Además son tan geniales que en ocasiones si uno te ve, saldrá corriendo a llamar más soldados, éstos soldados vendrán corriendo, ocuparán posiciones y no se moverán nunca jamás; da igual si huyes o intentas rodearlos, ellos siempre dispararán desde su sitio. Como detalle genial deciros que en un determinado momento, por falta de munición decidí usar el cuchillo, para lo que salí corriendo en dirección al nazi, curiosamente cuando estaba a punto de llegar, el tipo empezó a girar sobre sí mismo como si fuese una peonza. Una más de las cosas raras que hacen los enemigos.

Por último, los gráficos, no es que sean una joya, pero en las primeras misiones ves un bosque que en mi opinión (y vivo a diez metros de uno) está muy bien recreado; de los mejores bosques que haya visto en un videojuego.

Cuando llegas a las misiones urbanas, supuestamente es Stalingrado (aunque no hay nada que no te diga que estás en cualquier otro lugar) ves un paisaje en ruinas pues bastante currado, con montones de escombros por todas partes. Dicho sea de paso es una cagada, ya que la mayoría de las misiones se van desarrollando secuencialmente; es decir, cuando llegas a un determinado punto se activa una secuencia que desencadena un objetivo que has de cumplir y así contnuamente; por lo que el propio escenario es el que te lleva de un punto a otro. Ésto, que en si mismo no sería un fallo, está implementado penosamente, ya que como no pases exactamente por donde se supone que debes pasar te quedas atascado, lo cual se agrava en sitios repletos de escombros, pudiendo ser que acabes en una especie de jaula en la que te costará horrores encontrar la salida.

Y podría seguir relatando cagadas; como por ejemplo, los soldados a los que disparas y se caen contra un muro invisible, quedándose de pie (flipante, ¿verdad?); el hecho de que las 8 misiones te las puedas pasar tranquilamente en 4 h; gilipolleces como que en una determinada misión se te ordene destruir dos tanques (sí, tíos, dos tanques, de los grandes) sin tener ni una triste granada, ni una mina, ni nada; sólo tu rifle. Y ahí me tenéis a mi escondido en un matorral como un gilipollas.

Pues sí; le disparas a una lata de 5 litros y revientas el tanque (con una explosión demasiado cutre hasta para una peli de ciencia ficción rodada por un grupo de colegiales). Venga ya, ¿como vas a reventar un tanque disparándole a una cutre lata? ¿el tanque está hecho de dinamita o qué?

Por último, para destacar algo bueno del juego, me quedo con un efecto gráfico que realiza cuando das en la cabeza de un enemigo, que consiste en que ves el trayecto de la bala desde que sale hasta que impacta; como podréis ver en este video .

Además, en un juego de francotiradores, el momento culmen podría ser el enfrentamiento con otro francotirador, una batalla entre dos tíos escondidos entre casctoes, esperando a que el otro la cague para liquidarlo; podrían haber hecho una fase de ésas que te vuelven loco mirando cada cosa que se mueve y conteniendo la respiración. Se podría haber potenciado una atmósfera asfixiante que te lleve al límite; que da pena que de tantos detalles plagiados de la peli “Enemigo a las puertas” no copiasen lo más importante, el duelo mental entre tiradores.

En definitiva, un juego que parece más una versión beta que un producto final; y que no merece que se pague por su adquisición. Si ésto es lo mejor en lo que a juegos de francotiradores se refiere, que venga dios y lo vea. Se lleva un 3 de nota porque tiene sus ratos de diversión. Repito una vez más, que habría sido un buen juego hace años, pero en pleno 2008 no se pueden lanzar productos con semejante grado de fallos e incongruencias.

Un saludo.